El comienzo de un tiempo nuevo

Soplaba una brisa suave y húmeda en Las Colinas de Hadas, casi imperceptible. Olía a tierra y hojas mojadas. Cantaba un mirlo en las alturas. Bailaba el silencio, delicioso, entre los árboles.

Ya hacía unas cuantas semanas que no escribía en el blog. Diversas circunstancias y las constantes visitas al veterinario con Pedro y Gabriel, dos de mis gatos, me han restado tiempo y me han mantenido con la energía bastante baja. Pero al fin estoy de vuelta.

7659_3

Las fotos de esta publicación fueron realizadas a mediados de diciembre. En esos días compartí una (bajo estas líneas) en Instagram y Facebook, pero tenía ganas de mostraros el resto porque el lugar donde se hicieron es bellísimo.

7672

Esta época es ideal para visitar Las Colinas de Hadas, un bosquecillo secreto del Parque Natural de As Fragas do Eume, y contemplarlo delicadamente iluminado por la luz invernal, dorada y tenue que precede al atardecer.

Lo llamé Las Colinas de Hadas la primera vez que me adentré en él, hace ya unos años, porque está lleno de montículos feéricos que se levantan sobre un suelo repleto de piedras cubiertas de musgo.

En la siguiente fotografía se distingue una de esas pequeñas elevaciones, llena de helechos rojos, a la derecha, al fondo entre los árboles.

21962183_5

Y de nuevo, en los días cercanos al solsticio,  caminé entre las colinas. Quería ver el bosque con su traje de invierno, melancólico y decadente ¡Todo es tan mágico allí ! Puedes aislarte del mundo exterior por completo; dejar atrás el caos insano de la ciudad y respirar con el latido de la naturaleza. Lugares así me dan fuerza, me sanan y me llenan de una energía muy especial, que influye de manera positiva en mi salud y creatividad ♥

21602173

Fue una tarde bonita, tranquila y silenciosa. ¡Adoro el silencio! Lástima que los días son muy cortos y las sombras de la noche caen veloces sobre As Fragas do Eume.
Siempre disfruto de la penumbra de esos instantes, pero hacía bastante frío y era prudente regresar a casa. Sin embargo, antes de irme, visité a Meu, el viejo roble que dibujé para la portada de Extra Mundi, uno de los trabajos más recientes del grupo gallego de música folk Luar Na Lubre, y le prometí que regresaría pronto.

Podéis ver ese momento y el cercano río Eume, al anochecer, en las siguientes imágenes.

21902209

Ahora escribo este texto en mi estudio, “acompañada” de un té caliente y pensando en la próxima ilustración. Entonces mi mente recita los versos de un viejo y bello poema de “El Hobbit” de Tolkien:

El viento bajaba de las montañas frías,
y como una marea rugía, y rodaba,
la rama crujía, el bosque gemía
y allí se amontonaba la hojarasca.

Pasando por encima del cubil del Dragón,
dejó atrás la Montaña solitaria y desnuda;
había allí unas piedras oscuras y compactas,
en el aire flotaba una bruma.

Qué felicidad estar aquí otra vez. ¡Feliz año a todos y que sea el comienzo de un tiempo nuevo maravilloso! Gracias por seguir ahí y que tengáis una gran semana ♥

********************
© Estefanía Domínguez Cagigao

Agradecimientos:
A Paula Gómez del Valle, autora de las dos primeras fotografías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s